martes, 8 de diciembre de 2009

get back - the beatles





lo de no haber puesto aún a los beatles era algo casi planeado.

no me salgo de la media ni en eso: yo aprendí lo que la música podía hacer gracias a los beatles. they were my first, supongo que nada extraño en una persona nacida a finales del siglo xx. que eran los putos amos, eso lo sabe todo el mundo, pero que a día de hoy todavía pongan los pelos de punta...

joder qué guapo está paul con ese traje y esa barba...

y sí, reivindicar a los beatles en un blog de música está taaaaan visto, pero esto es lo que me importa...

la vuelta de rosca esta viene a que no recordaba haber pasado una noche tan emocionante como la de este domingo en la caverna. sí, un negocio para guiris, sensación de plástico y fake por todos lados, cantautor versionando los temas más clásicos y un ambiente que tenía de auténtico lo que yo de rubia de bote, pero incluso mientras escribo recuerdo la sensación, la garganta cerrada, los ojos salidos de las órbitas, unas extrañas ganas de llorar y de gritar al mismo tiempo, y la necesidad de ser discreta, porque nadie lo siente así, porque nadie lo vive así. por qué me pasa esto cuando entro en un sitio poderoso que tenga que ver con la música, no lo sé, no me importa, pero hoy por hoy es lo único que me emociona.

me olvidé por un rato de todo, de la puta denuncia, de los consejos de mi jefe de estudios, de la mierda del director, de la inspección y de todo lo que vendrá. del ataque de pánico y la ansiedad y que todo vaya a empezar otra vez. y de que otra vez el consejo de siempre sea: no te lo tomes tan mal. si supiera tomármelo de otra manera no estaría aquí ahora.

se me olvidó todo. ése es el poder de la música.

pues eso, que había que dejarlos para el final.

get back jojo.