lunes, 12 de enero de 2009

nunca estás a la altura - klaus & kinski



no sé qué duele más
no ser y parecerlo
o serlo de verdad

es un horror
no paras de juzgar
juzgar a ciencia cierta
lo cierto es que soy yo

por teléfono es mucho peor
vídeollamada
ví­deoenfadada

dos y cuatro hacen un montón
ya ni te acuerdas
ya ni te acuerdas

haces muy mal
en darme esperanza
a ver, a ver
qué puede ser

y cada dí­a más que pasa todo da una vuelta más
y cada día más que pasa todo gira un giro más

tan sólo hay que mirar
debajo de la mesa
a ver si hay migas de pan

cuantas cosas quedan por barrer
ya ni te agachas
y no te importa

es la verdad
lo que hay que aceptar
tienes razón
lo digo yo

y cada día más que pasa todo da una vuelta más
y cada día más que pasa está más lejos el final
y cada día más que pasa es un punto de inflexión
y cada día más que pasa tienes más y más razón

lo digo yo
esta vez lo digo yo


me gusta mucho esta canción, porque me recuerda a algo anterior, una mezcla entre clovis y la buena vida, pero con más gracia, como más tirando a astrud. no sé. desde luego ésta es mi canción favorita del disco de klaus & kinski, que me hace mucha gracia que se llamen así, como cuando escuché por primera vez a anthony and the johnsons y yo pensé que era una coña del locutor.

1 comentario:

Alex dijo...

La belleza serena de la canción está tremendamente alejada del nombre del grupo. Más bien del tipo que da nombre al grupo. Kinski es una delicia porque estaba completamente loco y además hacía bandera de ello. Su relación de amor-odio con Werner Herzog es pura diarrea mental. Memorable su enfrentamiento durante el rodaje de "Fitzcarraldo". Kinski llegó a amenezar de muerte a Herzog para luego declararle su amor incondicional.

La canción es muy buena (muy muy buena), no la conocía, gracias. Nuevo descubrimiento para mí (mis lagunas músicales, como sabes, son abisales).