miércoles, 24 de diciembre de 2008

segundo premio - los planetas



Sentado esperando a que llames
rezando porque des una señal
los dias cada vez van mas despacio
y solamente puedo esperar

que vengas a explicar que todo ha terminado
que tengas que decir que no me quieres ver
y es imposible que hayas olvidado
lo que los dos podiamos hacer

y si esto que ha pasado
va a pasarnos otra vez
y si todo ha sido en vano
no tienes que volver

Mirando las paredes de este cuarto
rezando porque vengas otra vez
y todo lo que habiamos hablado
es todo lo que vamos a perder

si nunca quise ser el unico a tu lado
si tuve miedo fue porque acabara asi
y todo el tiempo que he desperdiciado
se vuelve de nuevo contra mi

y si esto te hace daño
si te puedo hacer sufrir
ha servido para algo
al menos para mi

no me gusta la navidad. queda dicho. no es algo popular, cuando lo dices en público siempre hay alguien que se te queda mirando, en plan, qué le pasa a esta pava, es una histérica, y una aguafiestas. no me gusta y no es un trauma, no se me ha muerto nadie en navidad, no he tenido grandes broncas y nunca lo he pasado especialmente mal. simplemente no es mi fiesta. no me gusta, me deja aparte, me aisla, me quedo fría. no es lo mío.

desde hace un tiempo, para mi la nochebuena es quedar con los amigos que no tienen familia cercana agobiante y emborracharnos. intentar no echar de menos a alguien, intentarlo con fuerzas y con ganas.

además es un rollo extraño, tipo quedan pocas navidades así, pronto no quedará nadie para hacer esto. y así estoy. había que esforzarse y lo hemos hecho. hoy ha sido uno más de estos días. me lo he pasado genial, he saludado a jota y he causado verguenza ajena, me he reído, he ligado y me he vuelto a casa a ducharme y quitarme el olor a humo. así que a su salud...también jota pasa la víspera de navidad emborrachándose...

1 comentario:

Alex dijo...

Más que odiar la Navidad a mí me pone triste desde niño. Jota no necesita de mucha excusa para emborracharse, y desde luego el que sea Navidad no es mala.

Eh, haz ruido, Laura. Y la vergüenza ajena es síntoma de que lo estás haciendo. Bien...

Memorable canción de la que me siento muy cercano. La escuché una y otra vez hace tiempo.