jueves, 13 de noviembre de 2008

oh my god, whatever, etc - ryan adams



something's beating on the wall on the other side
strange lovers moan each other's names
on by-hour sheets for the very first time
one of them's james the other's some name
she changes every time she lies across his bed

if I could I'd fold myself away like a card table
a concertina or a murphy bed I would
but I wasnt made that way so you know instead
I'm open all night and the customers come to stay
and everybody tips but not enough to knock me over
and I'm so tired I just worked two shifts

but the light of the moon leads the way towards the morning
and the sun, sun's well on its way too soon to know
and oh, oh my god, whatever, etcetera


cancionaza...me gusta más la versión del álbum, ese fantástico easy tiger, pero en el vídeo podemos ver una muestra del famoso carácter colérico de ryan adams. menos mal que esta vez se cabrea con él mismo...

3 comentarios:

silversroadnottaken dijo...

hostia el colega.... me gusta me gusta... no lo querria yo tener de vecino,. con esos gritidos.. jajajjajjaj nenaaaaaaa que te miss you.. si te descargas el skype te puedo hasta ver ,... vamos,,,
este finde me voy a fuerteventura a un curso de interculturalidad.. a interculturalizarme un poco... que por lo visto tanto exotismo me falta... un beso gordo el otro dia me acorde de lo de mierda...
he dicho plane de plane y no de plain.. y me descojone yo sola.. asi trabaja la mente... la mia es una album de polladas continuas.. ya sabes... besos besos vamos que ya es casi viernes.. y estos dias brillan...

Alex dijo...

Pedazo de canción, sí, y pedazo de mosqueo el que se agarra el tipo. En el fondo ese carácter no debe ser para tanto. Recuerdo el vídeo de su actuación televisiva interpretando "Come pick me up" en el que aceptaba que le fueran censuradas un par de palabras a la canción (decir Fuck me up en televisión debe ser pecado mortal por allí). Y como disimulaba el cabrito...

laura dijo...

ay silvers, unas tanto y otras tan poco. tu de cursillo intercultural divertido y todos los gastos pagados, y yo bodorrio ubetense y a dejar mi ya de por sí agujereado bolsillo aún peor. ayssssss.

no conocía ese episodio de mi querido ryan, alex. muy interesante, diría yo, y una muestra más de cómo hasta los más grandes se venden por diez minutos de fama. aysssssss.